Ntra. Sra. de la Palma

De la primera imagen de la Virgen de la Palma, se perdió su rastro tras la destrucción del primer templo dedicado a su advocación en Algeciras, cuando la ciudad y su territorio fue reconquistado por los musulmanes.

La actual imagen procede de Italia y es del siglo XVIII, y está inmersa en una leyenda su llegada a Algeciras. Parece ser que un barco procedente de Italia y con dirección a Cádiz, se refugió en nuestra bahía con motivo de un temporal. Cuando las aguas se calmaron, la nave intentó proseguir su camino, pero el temporal volvía. Y así lo intentó varias veces y el temporal volvía en cada intento. La imagen de una Virgen con una palma en su mano que llevaba a bordo, y que casualmente coincidía con nuestra advocación mariana, la desembarcaron en Algeciras y el barco pudo seguir su rumbo sin más obstáculos. Interpretándose el hecho como un deseo de la Virgen de quedarse en Algeciras.

La imagen fue dañada en parte, el 12 de mayo de 1931, y posteriormente fue restaurada, restableciéndole el rostro mediante lascas del dorso de la misma imagen.

Al no constar el título de patrona de manera oficial en ningún documento eclesiástico ni civil, en 1920, el cura párroco, don Cayetano Guerra Meléndez, tras comunicar al Ayuntamiento la inexistencia de la mencionada documentación, invitaba a la Corporación a solicitar el título de “Patrona de la Ciudad” para la Virgen de la Palma.

Por acuerdo del 21 de noviembre de 1920, el Ayuntamiento eleva al Sumo Pontífice, Pío XI, la solicitud del título de Patrona de Algeciras a la Virgen de la Palma, y que, por rescripto pontificio se concedió el 23 de marzo de 1923. Se declaró, entonces, Patrona de la ciudad, juntamente con San Bernardo, que es su patrón, a la Virgen de la Palma. Y se proclamaron solemnemente ambos patronazgos mediante pontifical celebrado por el obispo don Marcial López Criado, el 15 de agosto siguiente. Esta concesión del papa Pío XI fue un recordatorio a aquel histórico Domingo de Ramos, 23 de marzo de 1344, fecha en la que el rey Alfonso XI incorporó Algeciras a sus reinos y señoríos después de habérsela conquistado a los musulmanes.

La Virgen de la Palma fue nombrada “Alcaldesa Perpetua de la Ciudad de Algeciras”, en sesión plenaria extraordinaria del Excmo. Ayuntamiento, con fecha de 21 de Marzo de 1993.

En cuanto a su Hermandad, difícilmente se ha podido fijar una fecha exacta de su fundación, ya que existen diversos documentos con noticias sueltas sobre su existencia. En un documento que contiene la relación de congregaciones de la ciudad, de 18 de diciembre de 1854, figura la Hermandad del Santísimo Sacramento como creada antes de 1740 y que podría considerarse como un antecedente directo de nuestra Hermandad Sacramental de Nuestra Señora de la Palma, a la que se le habría añadido posteriormente el nombre de la patrona y titular de la parroquia.

En cualquier caso, la Hermandad de Nuestra Señora de la Palma fue refundada el 23 de marzo de 1943. En 1950 fue reorganizada como Hermandad Sacramental de Nuestra Señora de la Palma, según se indica en los Estatutos de 1952.

Un hito histórico reciente en la trayectoria de esta Hermandad, lo constituye el acto de Hermanamiento con la Cofradía de Santa María de África de Ceuta, patrona de esta ciudad. Los actos de hermanamientos se celebraron en Algeciras, a 26 de octubre de 2013, y en Ceuta, a 8 de febrero de 2014.

Las fiestas patronales en su honor se celebran en agosto, siendo su gran día el 15 de agosto, en el que sale en solemne procesión por las calles algecireñas.

Texto redactado por Agustín del Valle Pantojo.