La Cuaresma del Corazón

La espalda del «Rey Baltasar» ya ha sido superada. El azahar empieza a florecer. Los días comienzan a hacerse más largos. En definitiva, los días de la gloria están más cerca.

Querido cofrade, ¿qué es para ti la gloria? ¿Ponerte la faja y el costal de arpillera? ¿Ver altares de cultos y subir fotos a Instagram? ¿Preparar la túnica y sacar la papeleta de sitio? ¿Limpiar enseres y montar altares de cultos? ¿Vestir tus imágenes de toda la vida? ¿Acudir a la obra social de la cofradía y hacer una aportación mayor con respecto al resto del año? ¿ Rememorar momentos del pasado? ¿Poner marchas de «Tres Caídas de Triana» o «Rosario de Cádiz» en Spotify? ¿Analizar calles para eventuales recorridos e itinerarios emulando la pericia de un topógrafo? Resulta evidente la diversidad de momentos que supone la cuaresma. Pero, después de hacer esta enumeración, me dirijo de nuevo a los enamorados de las cofradías: ¿qué es para ti la gloria?

Desde mi perenne ignorancia, os voy a dar mi opinión. Toca mojarse. La cuaresma es un momento del año en el que se agita mi corazón, todo se vive con más intensidad y se sueña en torno a una realidad efímera. La Semana Santa es la vida en un abrir y cerrar de ojos. Todo volverá a pasar y nos quedaremos huérfanos de sensaciones. El tópico que sostiene que «la Semana Santa es lo mismo todos los años» está caduco. El cofrade siempre ve alguna particularidad dentro del ambiente de un paso procesional.

Precisamente, Algeciras está experimentando una importante consolidación de su Semana Santa. Pero, todavía tenemos cofrades que pretenden imponer su Código Deontológico y su modo de vivir el fervor por nuestras imágenes sagradas. Lo reconozco públicamente y sin tapujos. Estoy cansado del juego de niños y de varas. Ya está bien de conductas en las que imperan entre hermanos los reproches y las dudas. Cada día de vida en hermandad es un tesoro. ¿De qué sirve en pensar creerse un futurible Teniente de Hermano Mayor o vivir en un continuo «contrapoder»?

En definitiva, el mayor consejo para todos los cofrades es guiarse por dos elementos: la experiencia y el aprendizaje. La cuaresma del corazón siempre marcará nuestros pasos.

Un comentario en “La Cuaresma del Corazón

  • el 18 enero, 2020 a las 3:46 pm
    Permalink

    Cuando quieres decirlo todo y no dices nada…

    Respuesta

Deja un comentario