Hermandad Santo Entierro

Real, Antiquísima y Venerable Cofradía del Santo Entierro y Nuestra Señora de la Soledad.

El 2 de febrero de 1724, se inauguró la Pila Bautismal. Aquel día, el Templo se encontraba en fase de construcción, y hasta su conclusión, 14 años después, la Parroquia se alojó en el pequeño Oratorio de Nuestra Señora de Europa, cada vez más insuficiente, por el rápido crecimiento de la población. El 18 de marzo de 1829 fue consagrado el Templo por el Obispo Monseñor Silos Moreno. El 15 de abril de 1923 se celebró su segundo centenario y la declaración del Patronazgo de la Santísima Virgen de la Palma sobre la ciudad, con solemne Misa Pontifical. En el año 1.998 del pasado siglo, se celebró el 275 aniversario de la Parroquia y el 75 de la confirmación canónica de la Santísima Virgen como Patrona de la ciudad de Algeciras

La Real, Antiquísima y Venerable Cofradía del Santo Entierro y María Santísima de la Soledad, tiene su sede canónica en la Parroquia de Nuestra Señora de la Palma, sita en la Plaza Alta de Algeciras, desde su fundación en 1752, concretamente el 2 de febrero de dicho año. En su origen, se denominaba Cofradía de Penitencia del Santo Cristo de la Expiración y Santo Entierro. Hace pocas fechas, le han sido aprobadas las normas internas de la Cofradía, por el Obispado de Cádiz-Ceuta, en ellas la Junta de Gobierno propone el cambio de denominación de la Cofradía, a fín de recuperar los Títulos perdidos, quedando su nombre como: Real, Ilustre, Antiquísima y Venerable Cofradía de Penitencia del Santo Cristo de la Expiración, Santo Entierro de Nuestro Padre Jesús Yacente, María Santísima de la Soledad y Santa María Magdalena.

La Cofradía ostenta el título de Real, desde la aceptación del nombramiento de Hermano Mayor Honorario de S.M. El Rey, D.Juan Carlos I, así como el de camarista de Honor a S.M. la Reina de España Dª Sofía.

Así mismo, es Hermano Mayor Honorario, el Regimiento de Artillería de Costa nº5, con sede en la plaza, desde el 6 de junio de 1944, de unos años a la fecha se han vuelto a las relaciones de cordialidad y fraternidad entre estos y la cofradía, acompañando a la misma en todos sus actos, así como recíprocamente la cofradía asiste a los actos del Regimiento.

Este entendimiento llegó a su culmen con la donación por parte de los artilleros de una Corona repujada en oro, que le fue impuesta a la Virgen de la Soledad en el año 2005, coincidiendo con el 60 aniversario del nombramiento del RACTA como Hermano Mayor Honorario. 2 Años después el Regimiento se hubo disuelto, disminuyendo «lo militar» en la cofradía pero manteniéndose hasta la actualidad en cierto grado, ya que junto a la imagen del Santo Cristo del Santo Sepulcro así como delante de él acompañan varios voluntarios que del regimiento militar.