Hermandad Nazareno

Cofradía de Penitencia de Nuestro Padre Jesus Nazareno, Santo Cristo de La Fe y María Santísima de La Amargura

La historia de la cofradía del Nazareno no queda del todo clara ni aun hoy día. Existen pruebas fehacientes de la existencia de una hermandad y cofradía llamada de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Soledad del año 1759, aunque por no tener cédula real de aprobación se le impedía realizar salida procesional. Fue en 1833 y con motivo de evitar la extinción de la cofradía cuando se aprueban las nuevas reglas de la cofradía, reorganizándose entonces y tomándose por tanto como fecha oficial de fundación.

A partir de ahí se pierden datos históricos. Se sabe que era una de las 4 cofradías que hicieron salida procesional en 1915 y 1921 en la ciudad y se saben también qué imagen lo hizo. El entonces Nazareno se encuentra hoy día en el Asilo, procesionando cada Viernes de Dolores con el título de Jesús del Perdón. Esta imagen quedó gravemente dañada en los sucesos de 1931, siendo restaurada en 1934 y volviendo a hacer estación de penitencia el miércoles santo de 1937.

Fue en 1938 cuando se vuelve a reorganizar la cofradía, como la conocemos hoy día, realizando ese mismo año su primera estación de penitencia. Al año siguiente llegaría la imagen del Santo Cristo de la Fe desde Bilbao, representación de Jesús muerto en la cruz, y la primitiva imagen de la Amargura procesionaría en el mismo paso junto al crucificado. En 1941 llega la nueva imagen del Nazareno, obra del escultor sevillano Carlos Bravo Nogales y de un cireneo. Después de algunos años procesionando junto a la hermandad del Santo Entierro, el Nazareno deja de salir en 1966 por falta de recursos económicos hasta que en 1981 se vuelve a reorganizar la cofradía. En 1982 vuelve a hacer estación de penitencia.

La imagen de la actual Virgen de la Amargura es obra de Luis Álvarez Duarte, siendo bendecida en 1987 y realizando su salida procesional ese mismo año. La Procesión del Silencio con el Cristo de la Fe se reanuda en 1993. Desde entonces, el Nazareno y la Virgen de la Amargura realizan su estación de penitencia cada Jueves Santo desde su sede de la Iglesia de la Palma, dando paso tras su recogida, ya en la madrugada del Viernes Santo a la procesión del Silencio del Cristo de la Fe, donde hermanos cargadores portan a hombros la imagen del crucificado bajo un enorme silencio y recogimiento. En 2005 se solicitó al obispado ser considerada como fecha fundacional el año de 1759 siendo rechazada y establecida por tanto la de 1833.

Tanto la procesión del Nazareno y la Amargura como la del Cristo de la Fe son de corto recorrido, destacando su paso por carrera oficial, por el Parque María Cristina y la recogida en el caso del Nazareno y el Palio. En el caso del Silencio no hay que perderse los momentos anteriores a su salida desde el interior de la Iglesia de la Palma, viendo como descienden la imagen del crucificado y acompañarlo por su corto recorrido en el más solemne Silencio.